Mascarillas y esclavitud

Tal complicidad de la población no se había visto jamás

«España se queda sola con la obligatoriedad de la mascarilla…» Febrero 2022, y a pesar de la baja de contagios, el Gobierno ha querido enviar un mensaje a los ciudadanos: «Aquí mando yo, tu obedece». Ha sido criticado incluso por los expertos del relato oficial que parecen ahora, tener un cargo de conciencia con la verdad. Pero, más allá de lo político e ideológico que tiene esta medida, analicemos más en detalle el uso de mascarillas:

Estamos viviendo una época de éxito, de grandes logros, de cumplimiento de aquello que siempre el tirano quiso: el consentimiento del esclavo. Se ha hecho un gran trabajo de ingeniería social, con un rebaño a quien se lo convenció de ser inteligente, libre, lleno de sentido común, liberado de los tabúes que durante siglos los oprimieron. Sobre todo ese tabú-concepto llamado Dios, y esa invención de la naturaleza humana.

El gran Chestertón decía que, quien no cree en Dios, no es que no crea en nada, sino que está dispuesto a creer en cualquier cosa. Pues, una vez quitado de nuestras sociedades ese “gusto” innato por lo trascendente, una vez despreciado y humillado el Dios cristiano “muerto” según Nietszche, (en algo tenía razón, ya que había dejado de estar en la mente como Aquel Ser Creador y Señor del mundo), una vez quitado este “obstáculo”, la pizarra ha quedado liberada, para escribir aquello que, los más poderosos de este mundo, quieren que creas y que defiendas.

Así, verás por las calles de la sociedad occidental del siglo XXI, “civilizada”, racionalista, “de ciencia”, personas con el distintivo, o amuleto de la nueva esclavitud, la del gran reseteo, la del nuevo orden mundial, ya promocionado por los grandes medios, sin reparos. Otra vez, se verifica la realidad: lo que ayer era teoría de la conspiración, hoy es realidad.

Por lo dicho, cualquier individuo del rebaño frunciría el ceño, y echaría andar sus “argumentos” repitiendo lo que estos dos años ha escuchado en la TV, o leído en la prensa, convencido de que los expertos elegidos por los medios, son los mejores y los más neutrales y amantes de la ciencia y la verdad.

Sin embargo, vamos a dejar aquí algunos argumentos de mayor peso, quizá incómodos, pero necesarios para quien busque solidez de conocimiento:

Lo señalan hasta 167 estudios científicos y artículos: «La mascarilla es ineficaz y hasta dañina»: LEER AQUÍ

Más bibliografía y revisión científica sobre la inutilidad de las mascarillas: LEER AQUÍ.

Para quien lo desee (padres, educadores, pastores, sanitarios etc.) contamos con más información detallada, incluso cartas redactadas por abogados y juristas ante la inconstitucionalidad de obligación de mascarillas; puede escribirnos a percepcionactual@gmail.com